viernes, 7 de octubre de 2011

Presentación libro de Stella Díaz Varin

Stella Díaz Varin - Fotografía de Memoria Chilena


Invitación
Acuso recibo de esta invitación enviada por la poeta Claudia Curimil:

Hoy a viernes 7 de Octubre se presenta la Obra Reunida de la poeta Stella Díaz Varín (1926-2006) a las 19:30 en la Posada del Corregidor - Esmeralda 756, Santiago Centro.


Programa
“Obra Reunida”, de Stella Díaz Varín

Editorial Cuarto Propio

Posada del Corregidor

Esmeralda 756, Santiago, Chile


Hora de convocatoria: 19:30 hrs.
Hora de término: 22:00 hrs.



Cronograma

19:30 hrs.: Audio con la lectura de 3 poemas con la voz de Stella Díaz Varín

19:45 Bienvenida, presentaciones

21:00 Hrs. Lectura de poemas de “Obra Reunida” con la participación de varios poetas

21:40 Hrs. coctel y cierre
_____________________________________________________



EXCECRACIÓN DE LA MATERIA

Crujiente, errante en medio del camino,
con la cruz abatida de mis brazos
caídos del altar de mi costado.

Sola y herida en medio del camino,
como un roble azotado por la tormenta,
sin la primera posesión del agua,
sin el último beso de la espera.

Sola, como en el páramo,
con la quietud de quien nada desea,
sin la inquietud de tu primer quejido,
viendo de las entrañas de los cardos
salir palomas, penetrar distancias;
viendo la cabalgata silenciosa,
fantasmal de las garzas emigrantes.

Como se desperezan mis serpientes,
Ay, mi selva interior, cómo me llama.

Quiero, aúnque herida y azotada y breve,
un descanso de flores en la cripta
sin el último hedor de una osamenta
y con la fuente abierta del espíritu.

Basta de la materia sin estirpe
que el ídolo de oro, siempre es barro.
Nunca produjo en mi, llanto de histeria
Profundo anhelo ni emoción profunda.
Quiero quedarme así, como fui siempre,
con el delirio de alcanzar la Hostia,
sin la profundidad de mis cavernas
por lo tanto, sin ruidos y sin voces.


Sin la profanación de tu mirada.
que horada vientres desde la distancia
¿Es que tiene sus límites la idea
y el ansia puede conquistar el ansia?

Quiero dejarme estar, aunque me azote
la tempestad de tus orgías, cuántas,
ya no recuerdo cuántas veces fuiste
el despreciado espectro del deseo
en mi sueño, en mis ojos, en mis manos.

Ahora, ya no temo,
tengo de bronce puro mis colinas, y el alma,
con su túnel de misterios donde podría cobijarse tanto
se me ha ido esta noche, al presentirte.


Por último, la roca ¿ no es feliz
en su engranaje solitario y verde,
no la acarician las espumas pálidas
con su lengua infernal de sal y hierro?

Y ella, ¿no está llorando sabias lagrimas?
¿alguien la ha visto darse a las espumas?

Nadie.



DEL PECADO Y SU SIMBOLO

Amor,
Yo he mancillado las entrañas del árbol.
Las golondrinas volaron del alero
hacia extraños veranos.

Amor,
no repitas la plegaria del árbol
ni me digas amante.

El silencio del agua, desde el límite
de tu absurda presencia,
desparramó la ausencia de mis huecas palabras.

Maldigo entre las sombras, el espejo
que copia de mi boca su mueca descarnada,
y el polvo de mis huesos se mece en tus trigales
y de insomnio, ríe el alma.

Si he mancillado el árbol en su efigie
y bebo del licor de la amapola en su cráneo de mieles
si he hundido mi violento meditar inaudito
en el cielo de brumas que me cubre las sienes
si el huerto se estremece de mi propio cadáver
si el fuego me circunda,
si he bebido el venero de mi celeste arteria

¿Qué podría ofrecerte?

Después que fui contigo al Apocalipsis,.
se trastocó de hieles mi copa rebosante,
y después el andar, y el andar y después.
la muerte con su muerte…

No. Ya no podría serte.

¿No ves que la muralla, y el abismo y la hoguera
me separan del alma?

Amor, no repitas la plegaria del árbol
que me quema los ojos una lagrima tuya
y he de vencer la absurda fortaleza del llanto.

Amor,
no repitas la plegaria del árbol
ni me digas amante.

 
_____________________________________

Nacida en La Serena en 1926, Stella Díaz Varín fue una mujer aguerrida y polémica. En su juventud publicó sus primeros poemas y colaboró con algunos diarios regionales. El 1 de mayo de 1947 llegó a Santiago para estudiar medicina, carrera que no concluyó. En 1949 publicó su primera obra, Razón de mi ser. En 1986 recibió el premio Pedro de Oña por su libro Razones previsibles.


Su última publicación, Stella extragaláctica, recibió el Fondo del Libro en su versión 2006, poco antes de morir.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente potente y dramático el lenguaje de esta poeta aguerrida. Estos dos poemas no los conocía, gracias Lu por publicarlos.

Bunker Guerrero dijo...

Me encontraba buscando reseña del libro que sacó Cuarto propio, sobre la obra de la Colorina, y llegué a tu página; pero no me llamó la atención la entrada, sino el hermoso mapa de piedra que tenías a un costado; yo también soy antofagastino: Saludos coterranea; excelente blog.

blogdebunker.blogspot.com