domingo, 6 de marzo de 2011

MAIZÚ (María Beatriz Ortiz) y su primer libro LA ORILLA



"Componer" un libro no es tarea fácil -  implica un trabajo de hormiga: escribir, madurar, corregir, inscribir, tramitar, diseñar, editar y publicar y más encima invertir, porque en estos tiempos en nuestro país casi ninguna editorial publica (invierte) a nuevos poetas, porque dicen que la poesía no vende ... en parte es verdad  -alguien dijo:  la poesía no se vende porque no se vende.   Después del largo camino recorrido por la autora, quiero presentar el primer  libro de María Beatriz Ortíz Zúniga (Maizú), un poemario titulado LA ORILLA cuya presentación tuve el honor de escribir y que con autorización de la poeta  dejo a consideración de ustedes:





María Beatriz Ortíz y Luisa García
en la presentación del libro La Orilla
en la Sociedad de Escritores de Chile 20.04.2011
 

PRESENTACIÓN


María Beatriz Ortíz (Santiago - Chile) constituye un ejemplo de perseverancia y disciplina. Ha hecho de la poesía un camino viable para la comunicación de su mundo interior y de sus reservadas vicisitudes, logrando llevarnos, con un lenguaje cuidadosamente seleccionado, por los especiales pasajes de su experiencia y sus sentires.

Maizú, su seudónimo, fue maestra por largos años, su profesión, sin duda, forjó su espíritu, su paciencia y dedicación, la ardua tarea de un profesor requiere de condiciones personales excepcionales y Maizú tiene a su haber extraordinarias capacidades.

Concluyó su labor educativa con niños y adolescentes del sector sur de Santiago el año 2005, al año siguiente comenzó a desarrollar su poética en el Taller Isla Negra en la Sociedad de Escritores de Chile. Actualmente es miembro activo del Círculo Literario de La Cisterna y del Ateneo de San Bernardo. El año 2010 participa como panelista estable del Programa Cultural “Historia de la Poesía” transmitido por Radio Palabra FM 107.9

Su poemario La Orilla es un reflejo del prolijo quehacer poético desarrollado a través de estos años, en su cosmogonía existe la infancia desvalida:  en su poema dedicado a los niños iraquíes “Cuadro de Niños” su pesar es evidente:

“Sus enormes ojos sólo ven

Las brumas de un mundo soterrado y

A un herido que brama

Desangrado en lágrimas”


(de Cuadro de Niños)


O en sus versos dedicados al “Cisarro” un niño que nació bajo el signo de la miseria humana, sin futuro, sin luz ni apoyo, condenado por la sociedad que, tardíamente, se hace cargo de su infortunio:
“Este paria al que nadie ve

Asume taras nuevas en una esquina

Donde su logo son las patadas”



“Sentenciado a tres bocanadas diarias de Rabotril

Alucina que su vida es otra”

(de Pequeño Anarquista)


De temática variada: la pareja humana y -todo lo que conlleva esta asociación- la soledad, lo íntimo y quizás -lo de otro modo inexpresable en prosa- confluye clara y nítida en su poesía:
“Cuántas lluvias han pasado

Desde que tu voz

Se encontró con mi oído

Y tus ojos se acunaron entre mis pestañas”


(de Hombre de lluvia)



“En tu sangre corren chispas y

Una pasión enrollada

Martillea tus sienes


Aparezco,

Tiembla el vacío y te alargas

Como una escalera a la luna”


(de El encuentro y un beso)


La soledad y la espera, tantas veces descritas, tan presentes en poesía, registrada por Maizú de manera tan honesta:
“Transcurre más temprano que de costumbre

Miro la pared

Cuelgan las horas”


“Voy cayendo por detrás del reloj,

Sólo cuentan los instantes en que

Me encuentro contigo”


(de Cuando las agujas se detienen)



Tenemos en nuestras manos un libro extraordinario, un poemario para recorrer y disfrutar, un trabajo concienzudo, correcto y esmerado. Ahora, sólo nos queda transitar estos caminos de la mano de Maizú, la poeta de alas invisibles.

Luisa García H.
(lectora crítica y empedernida)


La Orilla - Primera Edición Febrero 2011
Registro de Propiedad Intelectual N° 200515
ISBN 978-956-345-167-2
Impreso en los talleres IGD Ltda.

4 comentarios:

Victoria Gonzáles dijo...

No se quién merece más elogios, la autora de los versos o la comentarista. Creo que ambas se destacan por hacer de la cultura, - -la poesía en este caso en particular-, una instancia para disfrutar y alimentar el espíritu.
Felicitaciones a ambas.

Luisa García: dijo...

Los elogios -todos- para la autora. Es ella quien ha recorrido este largo camino de la escritura y la creación hasta llegar a concretar su obra en un libro. La presentación es nada más un abrir de puertas y la invitación a leer. Cariños.

Anónimo dijo...

Sinceramente amigas Lu y Victoria
todo es relativo,la verdad es que Luisa ha sido fundamental y la amistad de ambas me ha hecho bien al espíritu y a mi afán creativo.
Gracias
Maizú

Luisa García: dijo...

Cierto Maizú, la amistad nos ha hecho bien a todas, es nuestro tesoro!!