lunes, 21 de diciembre de 2009

MEA CULPA



Acúsome padre de complicidad y encubrimiento en fechorías literarias
acúsome de dar ánimo a poetas silenciosos y licenciosos
bebedores de sueños y utopías

acúsome de dolores llevados más allá de mis huesos
de imaginación tortuosa y de ideas fúnebres en días de lluvia

acúsome también
de sangrar tristezas y tomar las ajenas como si fueran mías
de miedo a perros callejeros que adivino me acechan a la vuelta de la esquina

acúsome de vida discreta, del todo en orden y de cada cosa en su lugar
de noches en vela también acúsome,
pensando en que nada es más que todo,
de procesiones por dentro y de ecuaciones erróneas ignorando el canto de los pájaros en primavera

acúsome de poca fe y mucho cigarrillo cuando escucho las noticias
y observo el mundo a través de la TV

acúsome de cartas amarillas tantas veces leídas y de no creer
en tu regreso ni en el más allá donde supongo tu existencia
de maldecir porque incumpliste tu promesa de volver a contarme esa experiencia

por último acúsome de sueños extraños en que muerto me miras
sorprendido de que a pesar de todo yo aún sonría …


6 comentarios:

marcio egaña dijo...

probando

marcio egaña dijo...

Creo que el problema son las dificultades para entrar a escribir.Es todo un proceso si desde ya no eres miembro..Voy a probar meterme más en el asunto.

marcio egaña dijo...

ahora me registré como seguidor de tu blog y así puedo hacer comentarios. Esto recomiendaselo a los otros admiradores

Luisa García dijo...

Marcio, muchas gracias por llegar hasta aquí. Revisaré esto porque creo no tener mayores filtros para quien quiera dejar sus comentarios. Un abrazo pre navideño.

Luisa García dijo...

He habilitado el gagdet de seguidores, espero no seas el único jajajjaa. Cariños chilenos.

Nelly García H. dijo...

No te culpes de tantas cosas... has vivido.. has hecho y quizás has dejado de hacer otras tantas.. es la vida.
La vida discreta..el orden, la poca fe, todo ha sido parte de tu andar, y ser más o menos ordenada no te haría ser diferente, con tantos valores que admiro de ti.

Quizás de lo que te tienes que culpar es de los cigarrillos, pero bueno, es lo menos...