miércoles, 8 de octubre de 2008

Poemas de Jorge Andrés González

Su poética, que él denomina “ejercicios”, abunda en imágenes sorpresivas, frescas, absolutas. Posee esa energía espontánea y dinamismo sensible. De temática diversa y actual, sus abundantes creaciones revelan inquietud y gran capacidad de percepción y respuesta.

Lu








Un pájaro más


A menudo lo recuerdo con sus ojos volcánicos
y buscando clavar remaches en el pecho.
Bufando y rezongando como motor,
con la fuerza de tres buses y medio
y con la decisión de llevar en sus hombros el día.
A menudo lo recuerdo con sus grandes manos
sucias y ensangrentadas,
maldiciendo y denigrando
a los de afuera y a los de adentro
mientras va arrastrándola por el cuarto de golpe en golpe.




Café de invierno en un subterráneo

Se esconden las palabras cuando te miro,
alta,
perenne,
con tu traje insignificante
y tu escote que recolecta miradas
de vivos y de huesos.
Se alejan los minutos
mientras vas de un lugar a otro,
de una voz
a otra voz ,
y de una moneda
a la otra.
Por unos míseros segundos se dispersan los edificios,
los trenes,
los rostros,
cuando al fin me saludas
con un frío beso
beso muerto
en cada ángulo,
en cada piedra.





Sólo un Rostro Translúcido

Temprano,
con una mirada tangencial,
observé a través de mi ventana
el cambio de vivos colores
a opacidad.
Por el rectángulo metálico
asomaron las sombras
a cada hora,
a cada tiempo,
a cada exhalación.
Temprano,
observé mi vida
a través de la ventana.
Al llegar la noche,
sólo pude observar un rostro
translúcido
sumergido en oscuridad.





Al regazo

Tengo pena Mamaíta, en los brazos,
en los dientes y en el cuello.
Pena que se retuerce
y me vomita.
Pena, mucha pena
Mamaíta tengo.
Que cruza el pecho de un extremo a otro,
pecho seco,
seco, muy seco,
como mis desiertos y esta pena.
Tengo tanta pena mamaíta que lloraría,
no lagrimas,
sino sangre, mucha sangre,
con la esperanza de comprimirme
en el rojo
y vaciarme
junto a la última gota de las venas,
venas tristes y con pena.



Jorge A. González V. (Santiago, Chile)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola jorge . realmente ha sido un agrado leer tu poética.Fluida, rítmica, con un lenguaje tan sencillo y lleno de simbolismos.
..." que recolectas miradas de vivos y de huesos",--Temprano, observé mi vida a través de la ventana". Denotas ya un oficio de poeta.
Un abrazo
Betty

Jorge Andrés dijo...

Gracias Lu poder subir mis ejerciciós a tu hermosa y siempre elegante "Tinta Verde"

Cariños,
Jorge

Clau dijo...

Vaya... Jorge

el primero y el último, notables, re lindos.

Luisa dijo...

Se rearmó el grupo, aquí, de pronto, la cofradía casi en pleno, extrañando por cierto al zurdo -perdido quizá en que mundos- y a Victoria... dejo la puerta entreabierta. Cariños a todos y bien por Jorge y sus creaciones.